top of page

Más Allá de las Palabras: Cómo la Percepción Impacta el Feedback en el Trabajo

En un mundo donde la comunicación efectiva es el pilar del éxito corporativo, el arte de dar y recibir feedback se convierte en una habilidad indispensable. Sin embargo, la complejidad del feedback va mucho más allá de las palabras que se intercambian; radica en cómo esas palabras son percibidas por diferentes individuos.


Feedback en el trabajo - Personas que trabajan
Feedback en el trabajo - Personas que trabajan

En el complejo entramado de relaciones que define el mundo corporativo, el intercambio de feedback emerge como una de las dinámicas más cruciales y, a la vez, más malinterpretadas.


Tradicionalmente concebido como una herramienta para el crecimiento personal y profesional, el feedback navega a menudo en aguas turbulentas, marcadas por la brecha de percepción entre el emisor y el receptor.


Este artículo se sumerge en la psicología detrás del feedback en el entorno laboral, desentrañando cómo la percepción puede distorsionar su intención y efectividad, y ofrece estrategias basadas en estudios de psicología organizacional para construir puentes sobre estas brechas perceptuales.


La Desalineación Perceptiva: Un Desafío para la Comunicación Efectiva.


Imagina un escenario en el que quien lidera ofrece feedback a quien trabaja con la intención de guiar su desarrollo profesional. Mientras que quién lidera percibe este acto como un gesto de apoyo y construcción, la persona que recibe el feedback, por su parte, puede interpretarlo como una crítica severa o incluso un ataque personal.


Esta discrepancia no es rara. De hecho, un estudio de la Universidad de Colorado revela que hasta el 50% de las personas que trabajan tienden a interpretar el feedback negativo como una ofensiva personal. Este desajuste perceptivo no solo erosiona la eficacia del feedback sino que también puede sembrar semillas de descontento, socavando la moral y la productividad del equipo.


La Empatía: Puente Sobre Aguas Turbulentas.


La empatía emerge como un faro de luz en el mar a menudo tempestuoso de la comunicación laboral. "La empatía es fundamental cuando damos feedback. Comprender cómo nuestro mensaje es recibido puede cambiar completamente la conversación", afirma Daniel Goleman, renombrado psicólogo y autor de "Inteligencia Emocional".


Adoptar una postura empática implica esforzarse por ver el feedback a través de los ojos del receptor, considerando sus sentimientos y perspectiva. Este enfoque no solo ayuda a suavizar el impacto del feedback sino que también facilita un terreno común para el entendimiento mutuo y el crecimiento personal.


El Enfoque de Feedback 360 Grados: Una Visión Holística.


Una solución prometedora al dilema del feedback es la práctica del feedback 360 grados. Este enfoque recopila percepciones de una variedad de fuentes alrededor del empleado, incluyendo supervisores, pares, y subordinados directos.


La Society for Human Resource Management (SHRM) resalta que la implementación de feedback 360 mejora la precisión del feedback en un 34% comparado con métodos más tradicionales. Al proporcionar una visión más equilibrada y multifacética, el feedback 360 grados puede desmitificar las percepciones erróneas y fomentar un diálogo más abierto y constructivo.


Estrategias para Cultivar un Ecosistema de Feedback Positivo

  1. Promover la Autoconsciencia: Fomentar un ambiente donde la autoevaluación y la reflexión sean norma puede ayudar a las personas a reconocer y ajustar sus propias percepciones y sesgos, alineándolos más estrechamente con la realidad del feedback recibido.

  2. Mejorar la Comunicación: La capacitación en técnicas de comunicación efectiva, incluyendo la escucha activa y el lenguaje positivo, es clave para asegurar que el feedback se entregue y reciba de manera constructiva.

  3. Construir una Cultura de Feedback: Establecer una cultura organizacional donde el feedback sea visto como una herramienta de desarrollo y crecimiento puede transformar fundamentalmente la dinámica del intercambio de feedback, pasando de una percepción de crítica a una de oportunidad.

  4. Casos Prácticos y Testimonios: Integrar ejemplos reales de éxito dentro de la organización, donde la alineación efectiva de percepciones ha resultado en mejoras tangibles, puede servir como poderosa evidencia del valor del feedback bien ejecutado.

  5. Herramientas y Recursos: Proveer a los empleados con herramientas y recursos, como guías de feedback o plataformas de comunicación dedicadas, puede empoderarlos para participar de manera más efectiva en el proceso de feedback.


En conclusión, el feedback en el trabajo trasciende la mera transmisión de información; es un complejo interjuego de percepciones, emociones y comunicación. Al abordar la brecha perceptiva con empatía, adoptando enfoques holísticos como el feedback 360 grados, y cultivando un ecosistema de feedback positivo, las organizaciones pueden transformar el feedback en una poderosa palanca para el desarrollo personal y profesional.


En última instancia, más allá de las palabras, es la percepción la que define nuestra realidad del feedback, y es aquí donde debemos enfocar nuestros esfuerzos para fomentar un entorno de trabajo verdaderamente enriquecedor y productivo.



Escrito por Ceci Mansilla, Creadora de Personas que trabajan.

14 visualizaciones

Comments


bottom of page