top of page

La nueva forma de comunicarse en el trabajo.

Más de la mitad de las empresas implementaron modelos híbridos o remotos de trabajo. Esto hace que la forma en la que trabajamos, nos relacionamos y nos comunicamos cambie. El desafío es que todo es tan rápido que muchas personas que lideran todavía no se dieron cuenta de que necesitan adaptarse a este nuevo escenario.



La revista Forbes publicó un artículo muy interesante sobre "el nuevo normal" de la comunicación en el ámbito laboral. Plantea una nueva hipótesis que dice que post-pandemia la forma de comunicarnos y de relacionarnos cambió. Y, creo que todos estamos de acuerdo con esto. Ahora, lo más valioso de este artículo son los datos que presenta. Vamos a tomar los más relevantes y analizarlos uno por uno, ¡empecemos!


Dato 1: Adopción de Mensajería Instantánea: El 84% de las personas que trabajan prefieren usar aplicaciones de mensajería instantánea en lugar de correos electrónicos para la comunicación interna, lo que resalta la importancia de plataformas como Slack y Microsoft Teams.



El email vs el chat presentan hoy en día un tema de diferencias generacionales en el trabajo. Las personas con más de 15 años de experiencia laboral, están acostumbradas a enviar todo por correo. Pero esto no se debe a que les gusta escribir más y perder su tiempo, sino a que antes en el trabajo el email era la forma de documentar lo que hacíamos. De dejar evidencia como se solía decir. Antes los programas no tenían un formato de trabajo colaborativo por lo que no podíamos saber quién había hecho la última modificación, o quién había tomado X decisión. Entonces TODO era por correo. Hacíamos un mínimo cambio a un archivo, guardábamos la V24.92345867 (así documentábamos los cambios con los números de versiones) y enviábamos a los colegas.


Usábamos el email como un medio de organización y documentación del trabajo. Hoy en día, si a una persona de la generación Z le envías un email con personas de jerarquía en Copia va a sentir que la estás exponiendo y no lo va a tomar a bien.

Misma acción, distintas interpretaciones. ¿Una está mejor que otra? No, simplemente son interpretaciones vistas desde distintas realidades experiencias. Es por esto que necesitamos hablar sobre la forma de comunicarse y acordar cómo lo va a hacer el equipo para reducir los ruidos y aumentar la eficiencia.


Hoy en día, la preferencia es el chat. No importa que sistema uses, la gran mayoría de las personas utiliza el chat para comunicar TODO. Desde nuestra perspectiva, podemos pasar. a utilizar el email para sintetizar lo ocurrido durante la semana por ejemplo, o para enviar en un correo consolidado links a todos los documentos, para conseguir aprobaciones y autorizaciones formales, pero no para mucho más.


Dato 2: Importancia de la Comunicación Asincrónica: El 72% de los empleados valoran la comunicación asincrónica, permitiendo una gestión del tiempo más eficiente y una mayor flexibilidad laboral.





Quienes venimos de la era 100% presencial tenemos una "mala" costumbre, el exceso de reuniones. Para evitar una cadena interminable de emails (como mencionamos en el punto anterior), realmente era más fácil pedirle a las personas que se acerquen a una sala, conversar, resolver lo que sea que tuviéramos que resolver y enviar sólo un email para documentar lo acordado.


Este hábito resultó en una cultura que se reúne por todo. Todo el tiempo hay reuniones. Si vemos un calendario repleto de reuniones lo primero que pensamos es "wow, ¡cómo trabaja!", cuando hoy cualquier persona que se interese por la productividad diría "uf, ¡tengo que ayudarla a gestionar mejor su tiempo1!".


La sobrecarga de reuniones destruye la moral y la motivación del equipo. Estar todo el tiempo en reuniones no nos permite tener tiempo para pensar, para analizar lo que hacemos, nos suma horas y horas de trabajo y esto termina en estrés y agotamiento mental.


El hecho de que el 72% de las personas valore la comunicación asincrónica, lo demuestra. ¿Qué es la comunicación asincrónica? Significa que yo te envío un mensaje a vos ahora, pero vos lo contestas cuando quieras/puedas. Se trata de no compartir el tiempo y el espacio. Una reunión presencial o una videollamada son sincrónicas, porque estamos en el mismo momento haciendo algo. Un email o un chat es asincrónico porque yo lo envío ahora pero vos me contestas cuando puedas/quieras.


En un mundo de trabajo remoto en el que se busca promover el bienestar y aumentar el balance entre el trabajo y la vida personal, el modelo asincrónico es el que domina. Las empresas mejor valoradas por las personas que trabajan, son las que tienen este modelo.


El trabajo asincrónico requiere de muchos acuerdos, de buenos sistemas de comunicación y de un buen liderazgo que tenga la capacidad de gestionar el trabajo y la motivación de quiénes integran su equipo en esta modalidad. Es una nueva forma de trabajar, requiere una adaptación y estrategia adaptadas a esta modalidad, pero realmente es la que mejores resultados consigue hoy en día.


Las personas sienten libertad, flexibilidad, autonomía. Son responsables de su trabajo, mejoran sus relaciones con otras personas ya que tienen comunicación directa y así aumenta su motivación. Como verás, es lo opuesto al micromanagement y definitivamente es la nueva forma de trabajar, por lo que define sin dudas la nueva forma de comunicarse.






Gracias por leernos, nos vemos en el próximo post.




234 visualizaciones

Comments


bottom of page